El panorama de Yadegar Asisi sobre el Berlín dividido traslada a los visitantes con el muro de Berlín hasta un ficticio día de otoño de la década de los 80. La vida alternativa en el SO 36 de Berlín Oeste con sus punkis, casas ocupadas, una barrera de carros o un pequeño zoológico en Kreuzberg está totalmente separada de la vida en Berlín Este y sólo a un paso de distancia. Las líneas de la muerte y las fronteras separan la parte oeste de la este, la RFA y la RDA, el capitalismo y el comunismo. La gran imagen circular muestra lo banal y sutilmente cruel y la normalidad de la ciudad dividida. Una composición de música y sonidos de ambiente – producida por Eric Babak especialmente para el proyecto – completa la experiencia del panorama.

En la antecámara están expuestas más de cien fotografías privadas de personas que muestran sus historias personales en la época del muro de Berlín y de la caída del muro en 1989.

exposición permanente